Durante el invierno no solemos cuidar demasiado nuestra piel y no nos damos cuenta que, durante esta época de frío, nuestra piel sufre mucho más. No debemos permitir que nuestra piel esté desprotegida contra los agentes externos, el frío, los rayos solares, la sequedad,.... Debido al frío, el viento, las calefacciones la piel tiende a resecarse, llegamos a perder hasta un 30% de su humedad natural, provocando que la piel luzca más seca y opaca.

   Hay que mantener unos hábitos diarios para poder aportar a nuestra piel la humedad que necesita, tanto a nivel corporal como facial, con cremas hidratantes, que hidraten y protejan la piel de las agresiones externas. Podemos encontrar diferentes productos para la hidratación del rostro, los principios activos que más se utilizan son Aloe Vera, Urea, Rosa Mosqueta, Ácido Hialurónico,.. que, además de hidratarla, aportan otra serie de beneficios como la regeneración de la piel.

    Para ayudar a nuestra piel a que se mantenga hidratada y se recupere de las agresiones es muy importante seguir unos pasos muy sencillos: limpiar, exfoliar, hidratar y nutrir.

   Para conseguir una limpieza facial adecuada hay que escoger aquellos productos de belleza adecuados a nuestra piel para que no alteren la película hidrolipídica y no la dañen. Los productos destinados a la limpieza facial deben respetar el PH de nuestra piel.

   Con la exfoliación ayudaremos a renovar la piel y eliminar las células muertas. Es recomendable realizar una exfoliación a la semana, siempre después de la limpieza facial. Los movimientos deben ser rotatorios e insistir en aquellas zonas que son más propensas a tener impurezas como la frente, nariz y barbilla.

   El siguiente paso es, hidratar la piel, de esta forma conseguiremos proporcionar la elasticidad, humedad y suavidad que necesita. Para ello, utilizaremos una crema hidratante adecuada a nuestra piel. Desde Farmacia Ana del Pino os recomendamos la crema hidratante de Acofarderm. La crema hidratante de Acofarderm hidrata y protege nuestra piel frente a la pérdida de agua a la vez que tiene un efecto alisante y elimina las rojeces y pequeñas venitas tan propensas a aparecer durante el invierno. Gracias a la Rosa Mosqueta que contiene ayudará a regenerar la piel de los daños sufridos.

   Y por último, y no por eso menos importante, es la nutrición. Este paso es esencial ya que ayudará de una forma intensiva a renovar la piel dañada. Las cremas nutritivas ayudan a equilibrar el nivel de agua de la piel y a su vez, retrasan el proceso de envejecimiento, ya que estas cremas son ricas en vitaminas y extractos naturales.

   Puedes adquirir la Crema hidratante de Acofarderm haciendo click aquí.